NAVIDAD EN BRUSELAS

Nos despedimos con esta entrada sobre la Navidad para conmemorar este día tan especial hasta 2022. ¡Felices fiestas de parte de todo el equipo!

¿Qué mejor que pasar unas navidades en Bruselas? Y es que durante el mes de Diciembre las calles de la capital Europea se llenan de rincones donde poder vivir el espíritu navideño. Es considerada una de las mejores ciudades europeas donde pasar las navidades ya que está repleta de actividades y mercadillos navideños bajo el nombre Plaisirs d’Hiver.

Si vamos callejeando por la ciudad y llegamos a la Grand Place nos encontramos con un Árbol de Navidad de unos 20m de altura y el portal de Belén de grandes dimensiones. 

Al caer el Sol, alrededor de las 17h la Grand Place se ilumina pero de una forma en concreto, nos ofrece un gran espectáculo de luces a través de las fachadas de sus emblemáticos edificios que no pasan desapercibidos. Pero si con el mapping que se ofrece en la Grand Place no tenéis suficiente os podéis dirigir hasta Mont des Arts para poder disfrutar de otro espectáculo de luces en sus fachadas. 

Y es que la fama de Bruselas en Navidad viene por sus increíbles mercadillos navideños. El más grande y conocido de todos es el mercadillo situado en la Place Sainte-Catherine. Cuenta con un increíble carrusel y una noria de grandes dimensiones donde podéis montar y disfrutar de las increíbles vistas de la ciudad. Además en la fachada de la Catedral de Sainte-Catherine también podremos disfrutar de otro espectáculo de luces en sus fachadas, que aunque no sea de la magnitud de la Grand Place también tiene su pequeño encanto. 

Caminando por el mercadillo encontraréis una gran cantidad de casetas con productos locales y artesanales de la zona. Además se puede disfrutar del conocido Vin Chaud, un vino que se sirve en caliente aromatizado con canela y otras especias, hay que decir que aunque parezca extraño servirlo en caliente con el frío que hace en la ciudad es muy pero que muy apetecible cuando cae la noche. 

Otros mercadillos que encontramos es el de la Place de la Bourse y el de la Place de la Monnaie, son unos pequeños mercadillos pero con un gran encanto La mayoría de puestos son de comida típica de Bruselas donde no puede faltar les frites, boudin blanc y sus increíbles dulces como un tête-de-nègre. 

Pero si nos hemos quedado con ganas de más mercadillo nos falta por visitar el que se encuentra en la Place de Brouckère, éste es peculiar a los demás ya que cuenta con una pequeña pista de patinaje y como en todos los demás podremos deleitar su comida y bebida tradicional junto con puestos donde encontramos artesanía local. 

Además de todas las actividades que se realizan en la ciudad hay una que por supuesto no pasa desapercibida. El icono de la ciudad, el Manneken Pis se viste con sus mejores galas para recibir la Navidad, en concreto el 4 y 5 de diciembre se viste de Saint Nicholas el hombre que entrega los regalos a los niños la noche del 5 de diciembre. Durante el resto del año el pequeño niño exhibe sus diferentes trajes dependiendo la festividad en la que nos encontremos. 

Este año dado las circunstancias en las que nos encontramos, la ciudad de Bruselas decidió implantar el Covid Safe. Cada día debes de ir a un punto de encuentro marcado con su letrero y presentar el pasaporte covid y documento de identidad, de esta forma te darán un brazalete con la fecha del día y nos servirá para comprar tanto comida como productos dentro de los mercadillos navideños. 

Esther Macià, 2021

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *