Consejos para viajar a un destino donde se habla un idioma indomable

 

¿Eres una persona aventurera, curiosa, imparable? ¿Tienes ganas de conocer tantos lugares como existen en el mapa? ¿Has cruzado la línea de destinos clásicos y te atreves a ir a un país exótico, con una cultura muy distinta a las que conoces, y un idioma… indomable?

Tal vez quieres irte a Rusia y visitar el Hermitage; o a Francia, pero a una zona rural en la cual apenas hay turistas… Tienes muchas ganas de hacerlo, pero temes que el idioma sea una barrera. Mi consejo es que te lances y aquí te traigo algunas ideas para que sientas más tuyo ese lugar:

Investiga la zona.

Antes de partir, haz una búsqueda en internet o mira guías de viaje, para saber dónde hay puntos de información turística. También te recomiendo que busques un alojamiento en el cual hablen tu idioma. Con esto, ganarás en información e igualmente te sumergirás en una nueva cultura.

 

Hazte con una guía de conversación del idioma y un diccionario bilingüe.

No está de más prepararse un poco: con esto podrás mantener un pequeño diálogo, o cruzar cuatro palabras con las personas locales. Créeme que es una experiencia gratificante y te llevarás alguna anécdota que contar a tu regreso.

¡Internet!

Una de las ventajas de la época en la que vivimos, es que existe, más que nunca, la posibilidad de mantenernos en contacto con los nuestros, a pesar de que estemos lejos. Ya no sólo podemos hacer llamadas, sino que podemos usar internet. Y esto es muy útil para situaciones en las que no haya más remedio que comunicarse y no conozcamos el idioma. No seré la única a la que se le hayan acercado con una frase en Google Traductor en el móvil, mientras iba paseando por Barcelona. Claro está que si vas a zonas rurales será más difícil contar con esta opción, pero si tu destino es una ciudad, probablemente puedas contar con ello.

Viajar con alguien que hable el idioma.

Tal vez el motivo de que quieras visitar un determinado país es que conoces a alguien cuyas raíces son de allí. ¡Convéncele de que te acompañe! Por intentarlo no pierdes nada. Además, es muy seguro que esta persona esté encantada de hacerte de guía y mostrarte las maravillas de su país de origen. Será una experiencia inolvidable para ambos.

 

Todos estos consejos son para ti si lo que quieres es hacer un viaje puntual. Pero si tu idea es irte a vivir allí, ¿por qué no aprender el idioma? Podrías apuntarte a una academia: así te preparas con antelación y cuando llegues sentirás la recompensa de desenvolverte (aunque sea un poquito) en tu nuevo hogar. Aprender idiomas es una experiencia enriquecedora, que implica autosuperación personal y profesional: es algo muy pero que muy recomendable.

¿Y tú? ¿Cuáles de estos trucos sigues? Cuéntanoslo en los comentarios y no dudes en añadir más, si los tienes, para que podamos aprender ¡together!

También te recomiendo nuestra entrada anterior: Lanzarote, una escapada perfecta para cualquier puente

¡No olvides suscribirte a nuestra Newsletter para enterarte de las mejores ofertas en viajes!

Gemma Busquets – Euroaulatravel

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *