5 razones para hacer una escapada a Lisboa

En este post hablamos de Lisboa. Si todavía no la conoces, echa un vistazo a estas razones…

Cuando uno planea una escapada para pocos días, es indispensable que ese destino esté a pocas horas de viaje para disfrutar al máximo del tiempo que tengamos, y que ofrezca actividades y atractivos que no nos dejen indiferentes. Por ese motivo, Lisboa (y Portugal en general) es uno de los lugares estrella entre los turistas españoles.

 

thee person walking near white and orange bus

Tranvía en las calles de Lisboa

 

Lisboa es la capital portuguesa. Está situada al sur del país, en la ribera norte del río Tajo. Se asienta sobre siete colinas, de ahí los numerosos elevadores y ascensores que facilitan la movilidad por la ciudad.

En 1755 sufrió un terremoto que destruyó la ciudad y la obligó a renacer para convertirse en la que hoy conocemos, una capital con encanto con una larga lista de sitios para visitar y actividades para todo tipo de turista.

Hay que tener en cuenta que ganó durante cuatro años el WORLD TRAVEL AWARDS a mejor City Break, y el premio a Destino Favorito 2018.

Sin más dilación, ahí van nuestras 5 razones para escaparte a Lisboa:

Imagen tomada desde una de las colinas

1.- ¡Está aquí al lado!

Así es, Portugal está literalmente junto a nuestro país. Tenemos buenas conexiones aéreas (pincha aquí para ver disponibilidad de vuelos).

También está relativamente cerca para ir en coche desde cualquier punto de España. Tiene buenos accesos y no es necesario el carné internacional si eres miembro de la unión europea.

En cuanto al tren, existe una opción de tren nocturno, aunque si se planea una escapada de fin de semana o de pocos días no es muy recomendable debido a su duración.

 

2.- Su gastronomía

Nos encanta hablar de comida, y es que en Lisboa hay mucho para elegir. Dicen que pueden cocinar una receta de balacao para cada día del año.

Si no te gusta el pescado, hay otros productos típicos para degustar; pasteles de nata, por ejemplo, dulces de lo más típico, derivados de los pasteles de Belem. Hay cafeterías con gran encanto y larga tradición repostera, como la Confetaira Nacional, donde además puedes encontrar otros pasteles típicos como el de huevo de Alentejo y las Quejadas de Sintra.

Indispensable es probar el Ginja, un licor de guinda, aunque con mesura, pues es de alta graduación.

Los estofados y platos de cuchara como las favas à portuguesa o el caldo verde son altamente recomendables. Y para los amantes de la carne, el Porco à alentejana o el cochinillo asado.

Por no hablar de embutidos, quesos… la lista es interminable.

 

3.- Su precio

Sí, aunque poco a poco el nivel de vida se va equiparando con nuestro país, especialmente en ciudades principales, todavía hay cierta diferencia. Si uno se aventura fuera de los puntos más turísticos y pasea entre las callejuelas, verá mucho más la diferencia. También vale la pena desplazarse a las afueras si se dispone de un día extra para conocer por ejemplo Sintra, o las playas en Costa Caparica o en la Península de Troia.

 

4.- Su arquitectura y monumentos

Catedrales, castillos, iglesias o simplemente callejuelas con encanto…. en Lisboa podemos disfrutar desde construcciones medievales y barrocas hasta edificaciones de lo más modernas.

Algunos puntos dignos de ver que sobrevivieron al terremoto son el Castillo de San Jorge, la Torre de Belém o el Barrio de la Alfama.

También tenemos el Monumento a los Descubrimientos, de 52 metros de altura, o el Monasterio de los Jerónimos.

Lo cierto es que hay muchas opciones y es posible ir a pie de un barrio a otro, dando un agradable paseo con mapa y cámara en mano. Si vamos apurados de tiempo, el tranvía 28 es una opción para visitar los lugares turísticos. A tener en cuenta que va bastante lleno pasadas las diez de la mañana, y especialmente los fines de semana.

 

5.- Mil y una cosas que hacer…

Lisboa es una ciudad de gran riqueza cultural e histórica. Siempre es interesante averiguar qué fiestas populares o festivales planeados hay para esos días. Entre ellos destacan el Misty Fest’18, un festival de Jazz en el que se involucra la ciudad, el Festival de la Máscara Ibérica en Mayo o las Fiestas de Lisboa en junio.

Eventos musicales, festivales de cine, ferias para disfrutar en familia… es difícil elegir con qué quedarse.

¿Todavía te hacen falta más razones para hacer una escapada a Lisboa?

¡No olvides suscribirte a nuestra Newsletter para viajar por el mejor precio!

Eva Sanjuan – Euroaulatravel

Te recomendamos también: París y otras formas de viajar y no morir en el intento

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *